Fiestas Patronales “Miles de voces cuidan tu sueño”

Monseñor Leonidas ProañoLos meses de noviembre y diciembre hemos celebrado las fiestas de La Luz y la Navidad que han constituido un viaje hacia nuestro interior para arraigar los sentimientos más nobles que nos acompañen durante el nuevo año. Para reforzar estos sentimientos, las actividades escolares durante el mes de enero giran en torno a la fiesta de Reyes y sobretodo alrededor de la figura de Mons. Leonidas Proaño mediante la realización de jornadas culturales en las que se llevan a cabo actividades como las siguientes:

Charla: “Compartiendo con Mons. Proaño” por Nidia Arrobo, quien fue su secretaria.

Dibujo y pintura sobre Mons. Proaño

Poesía presentada por los(as) alumnos(as) de sexto año de EGB

Presentación del libro leído (Rupito) por los(as) alumnos(as) séptimo año de EGB.

Declamación realizada por los(as) alumnos(as) de noveno año de EGB.

Dramatización de la Vida de Leonidas Proaño realizada por los(as) alumnos(as) de décimo año.

A fines de enero los(as) alumnos(as de los grados superiores visitaron Pucahuayco, en San Antonio de Ibarra, para rendir homenaje a Mons. Leonidas Proaño.

Cada 29 de enero conmemoramos un año más del natalicio de nuestro Patrono, Monseñor Leonidas Proaño, que con sus acciones y filosofía de vida marcó el rumbo de nuestra identidad institucional. Por ello estimamos oportuno compartir algunos de sus pensamientos sobre la educación:

 

“La realidad es que en todos los planteles educativos lo que se hace es instruir, pero muy poco o nada educar. Entiendo que la educación para llamarse tal debe atender no solo a la inteligencia y a la memoria, sino también y con mayor importancia al corazón a los sentimientos, a todo lo que es el ser humano”.

“Los padres de familia. Ellos están llamados a ser los primeros y principales maestros de sus hijos. A ellos les corresponde la misión conocida con el nombre de educación integral… Los padres de familia no están de capacidad de proporcionar la formación intelectual, profesional o técnica, pero deben estar en capacidad de formar el corazón, de dar atención a los valores humanos, de crear el sentido de responsabilidad, de respeto a sus semejantes, de honestidad, de veracidad, de franqueza, de generosidad, de servicio”.

“El anhelo de superación está en la naturaleza de todo ser humano….pero no es lo mismo la superación que el arribismo. La superación quiere decir crecimiento humano, vencimiento de dificultades, conquista de sí mismo, aprendizaje de reflexión personal, de inventiva, de creatividad, de responsabilidad, de capacidad de elección, en una palabra afianzamiento de los valores humanos…. El arribismo es una epidemia social, más que esto, es una enfermedad crónica. Se practica en todos los campos y sus consecuencias son funestas. Por esa razón es difícil contar con personas serias y responsables”.

La educación liberadora es aquella…. en la que unos y otros somos a la vez educadores y educandos…..Aquí empieza la personalización del ser humano… el nacimiento de una corresponsabilidad, el nacimiento de una conciencia crítica, de una existencia dialéctica…. Aquí el ser humano empieza ser sujeto y no objeto de la educación…… empieza a realizar su propia historia desarrollando su propia capacidad de pensar y crear, su propia capacidad de arriesgarse, su propia capacidad de entregarse al servicio de sus semejantes”.

 

Bibliografía: Arrobo Nidia, “Volver a las Fuentes para redimir la vida”. Texto de sabiduría. I Centenario de Mons. Leonidas Proaño. Fundación Pueblo Indio, Quito, Ecuador 2010.