¿Quiénes Somos?

RESEÑA HISTORIA

Desde su inicio, a la luz del pensamiento de nuestro Patrono Monseñor Leonidas Proaño, la escuela se ha identificado con los principios y acciones que priorizan el bien común de las personas y de la naturaleza. En este sentido, con su experiencia pedagógica acumulada de treinta años, fruto de un proceso de investigación-acción, acude con beneplácito al llamado que se hace a las instituciones educativas, esta vez consideradas protagonistas del cambio, a construir la nueva educación requerida para hacer realidad los objetivos del Plan Nacional del Buen Vivir.

La escuela Leonidas Proaño se creó inicialmente como Escuela YMCA Internacional, mediante Acuerdo MEC-DPE 095 de 2 de junio de 1979, bajo el auspicio de la organización similar en Ecuador (Asociación Cristiana de Jóvenes) Posteriormente, mediante Acuerdo Ministerial MEC No. 58 de 16 de octubre de 1990, la escuela cambia de nombre de YMCA Internacional a “Leonidas Proaño” y es cedida en comodato al grupo de maestros quienes se hacen cargo de la gestión del proyecto.

Con la finalidad de salvaguardar los fines sociales del proyecto, se crea la Fundación Quinde Mashi (Hermano Colibrí en honor al sobrenombre de Mons. Leonidas Proaño) que los Mediante Acuerdo MEC No. 20601 de 4 de junio de 1997, institución que representa jurídicamente a la escuela especialmente en los ámbitos laboral, tributario, seguridad social y convenios interinstitucionales. Esto, en razón de que, mediante Convenio de Donación celebrado el 20 de diciembre del 2000, la Asociación Cristiana de Jóvenes traspasa en forma definitiva el Centro Educativo a la Fundación Quinde Mashi, autenticado ante Notario Público el 15 de febrero de 2001.

En el mes de agosto 2003 se presentó la oportunidad de trasladarse al sector de La Armenia al local donde funciona actualmente desde septiembre de 2004. Desde entonces  opta por una metodología que integra los principios fundamentales de la pedagogía a través del arte, complementado los aportes del constructivismo, cognotivismo y pedagogía crítica

Debe destacarse que un 15% de nuestros alumnos tienen alguna dificultad de aprendizaje que se origina en algún tipo de impedimento o discapacidad de orden físico o emocional, quiénes al no ser acogidos en otras escuelas regulares los recibimos en el Centro, situación que nos motivó hacia la conformación de una escuela inclusiva, con logros alentadores en cuanto al bienestar de los alumnos y alumnas

Al presente se considera como objetivo prioritario el contar con local propio para dar estabilidad al proyecto educativo y consolidar el funcionamiento de la educación inicial y los diez años de educación básica, en el marco de la Constitución de la República, la Ley Orgánica de Educación Intercultural y su Reglamento, así como los principios filosóficos y pedagógicos de la institución.

 

NUESTRA VISION

Ser una institución de formación holística, funcionando con calidad y calidez, promotora de valores humanos que, fortaleciendo su cultura escolar innovadora, solidaria, justa, participativa e inclusiva, contribuya al desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes, a la convivencia armónica con las personas y la naturaleza, así como, las capacidades para asumir y enfrentar constructivamente los retos que nos depara el siglo XXI.

 

NUESTRA MISIÓN

En medio de una sociedad pragmática y materialista, ofrecemos una educación alternativa, priorizando los ritmos vitales, la practica del arte y la interacción armónica con la madre naturaleza, como elementos importantes de un método educativo armonizador del ser humano y de su desarrollo en unidad de cuerpo, mente y espíritu. Nuestro servicio esta dirigido a niños, niñas, adolescentes y a sus familias.

 

IDEARIO

A fin de promover el desarrollo integral de los estudiantes. Nuestro ideario se basa en los principios y derechos establecidos en la Constitución y legislación educativa.

Adicionalmente, consideramos como marco referencial los aportes del Constructivismo, el Cognitivismo, la Pedagogía Critica, LA Neuro Ciencia, así como de la concepción Cuántica y Antroposófica del ser humano, constituido por cuerpo, mente y espíritu; con leyes que rigen su desarrollo y que requieren ser respetadas. Este respeto, requisito indispensable, debe plasmarse en la forma de preparar el ambiente y desarrollo educativo, tanto en el ámbito escolar como en el familiar.

  1. Consideramos que la educación es, a su vez, un derecho humano fundamental e instrumento de transformación de la sociedad.
  2. Ofrecemos un servicio educativo de calidad y calidez que, considera a los niños, niños y adolescentes como el interés superior y centro del proceso educativo.
  3. Todos los estamentos son considerados protagonistas de la comunidad educativa la misma que constituye un espacio para el desarrollo de las capacidades y herramientas para la formación ciudadana y el ejercicio del derecho a la participación efectiva.
  4. Valoramos el principio de libertad. Por ello, en la formación de los educandos procuramos el desarrollo de su autonomía, la imaginación creativa, del pensamiento crítico-proactivo, de actitudes colaborativas y sociales, así como la capacidad de autoevaluación, para concretizar una educación liberadora y transformadora.
  5. Promovemos el desarrollo de las capacidades humanas mediante instrumentos de interaprendizaje y multiaprendizaje, tales como la cultura, el deporte, el acceso a la información y sus tecnologías, la comunicación, el conocimiento, para alcanzar niveles de desarrollo personal y colectivo.
  6. En nuestra práctica educativa hemos evidenciado que una intelectualización precoz en la niñez da como resultado una vejez temprana. Por ello, en los procesos de los diferentes niveles educativos, promovemos el desarrollo de las capacidades humanas, en los ámbitos psicomotriz, afectivo y cognitivo, partiendo de lo concreto hacia lo abstracto y tomando en consideración las etapas evolutivas y las capacidades del ser humano, enmarcadas en su constitución de cuerpo alma y espíritu.
  7. Damos especial atención a la interacción con la naturaleza, al trabajo rítmico, artístico y manual que, como elementos integradores de la totalidad del ser humano, proporcionan diversas y profundas vivencias interiores en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
  8. Fomentamos un clima escolar inclusivo favorecedor del desarrollo integral de los educandos con necesidades educativas especiales anexos, o no,  a la discapacidad, partiendo del axioma: “la convivencia en la diversidad nos enriquece a todos” y nos da la capacidad de desterrar todo tipo de discriminación y promover una verdadera formación en los derechos individuales, colectivos y los de la naturaleza, así como en valores humanos, tales como la solidaridad, el respeto, la tolerancia, el respeto a las diversidades, la equidad de género y la justicia.
  9. Integramos en el quehacer educativo, para la construcción y desarrollo de una identidad propia, el respeto y la valoración de las diferentes costumbres, tradiciones y saberes ancestrales de las diferentes nacionalidades, cultural y pueblos del Ecuador y del mundo.
  10. Optamos por la coeducación y por la solución pacífica de los conflictos para el fomento de una cultura de paz y no violencia, a nivel interpersonal, grupal y de género que se fundamenta en la comunidad de aprendizaje como un ente que aprende y enseña a lo largo de toda la vida.
  11. Nuestra institución garantiza el cumplimiento de los derechos del profesorado y promueve el esfuerzo individual y la motivación para el aprendizaje y actualización profesional, así como el reconocimiento y valoración de sus méritos como uno de los medios esenciales para el logro de calidad en la educación.
  12. Desarrollamos un proceso educativo lo suficientemente flexible para que, sin dejar de estar integrado en el concierto educativo nacional, se adecue a la diversidad y realidad de nuestra comunidad educativa.
  13. Garantizamos la libertad de conciencia de sus miembros, promoviendo la investigación, construcción y desarrollo permanente de los conocimientos, y estableciendo la rendición de cuentas y la evaluación integral como proceso permanente y participativo.